IturriOn, con el Día Internacional de la mujer

El 8 de marzo es el día internacional de la mujer y queremos aprovechar este nuevo post para hacer nuestro alegato particular a favor de la igualdad de género. No pretendemos abordar al lector con un mar de desalentadores datos que están disponibles en los medios de comunicación (seguramente no en todos) y que permiten de alguna manera visibilizar el problema, sino que trataremos de explicar como lo hemos abordado en nuestra metodología.

Partiendo de la propia realidad de todos los días, donde somos testigos de las diferencias entre géneros y de casos de discriminación, injusticias y degradaciones que se dan dentro de las empresas, tenemos muy presente que aún queda un gran trabajo por hacer tanto en los entornos de trabajo y las organizaciones empresariales como en las instituciones.

Para seguir recorriendo camino y avanzando hacia la igualdad, consideramos a las empresas como un motor de cambio fundamental. Son las que crean empleo, las que generan oportunidades y las que permiten desarrollarse profesional y personalmente a los trabajadores.

A día de hoy, la conciencia en las organizaciones es cada vez mayor, pero los datos ilustran una situación preocupante. Como ejemplos podemos mencionar el problema de brecha salarial: en España, un hombre cobra casi un 20% más que una mujer por realizar el mismo trabajo; o el problema de la precariedad: el 57% de las mujeres trabajadoras tiene un empleo precario y a tiempo parcial; o el problema del techo de cristal: un dato que lo revela es que solo el 17% de los consejeros de grandes empresas son mujeres (El País, 2016).

Hay muchos más indicadores que demuestran la preocupante situación como por ejemplo el porcentaje de trabajadoras sobrecualificadas, el porcentaje de mujeres en los centros de decisión o el nivel de oportunidades de promoción, que se ha estancado durante los últimos años para las mujeres.woman-281474_960_720

El proyecto IturriOn ha desarrollado una metodología para el diagnóstico de las empresas en el universo de la Responsabilidad Social Corporativa, así como una útil herramienta para calificar los productos respecto a los impactos que generan en el ámbito de la salud, en la sociedad y el medioambiente. Como otras iniciativas orientadas a mejorar el desempeño de las empresas respecto a sus grupos de interés, la herramienta IturriOn incorpora en su análisis indicadores orientados a analizar la situación de las mujeres en las empresas.

Tal es así que desde nuestra perspectiva consideramos fundamental para la sostenibilidad de nuestras empresas así como para avanzar hacia una sociedad más justa e igualitaria que las mujeres cuenten con las mismas oportunidades que los hombres en el ámbito laboral. Somos especialmente sensibles al problema de la desigualdad de género y por ello el análisis que realizamos sobre los impactos de la fabricación de los productos penaliza significativamente los casos de discriminación de género así como la brecha salarial entre hombres y mujeres en puestos homólogos, la distribución de empleo por género y puesto, y el llamado “techo de cristal”.

Todos estos aspectos son tenidos en cuenta en los análisis de producto que realizamos y tienen un peso específico capital en las calificaciones del ámbito “Sociedad” de los mismos. Además, en la metodología también se tienen en cuenta aspectos como la implantación de planes de igualdad o la toma de medidas correctoras para mejorar en los ámbitos donde se haya diagnosticado una situación de desigualdad o discriminación y que aportan valoraciones positivas a las calificaciones que realizamos.

De cara al futuro, ese que queremos cambiar y mejorar y al que miramos llenos de ilusión, seguiremos aportando todo lo que podamos para que la situación de las mujeres trabajadoras de nuestro entorno mejore. Queremos que las empresas no solo avancen en su conciencia, sino que avancen también en sus decisiones, sean valientes y apuesten por la igualdad. Y de la misma manera, pedimos a las instituciones que aplique políticas de igualdad, que inviertan en una educación en valores y que prediquen con el ejemplo.

Ander García