Volver a la normalidad tras las Navidades

Una vez pasadas las festividades navideñas, las comidas, reencuentros familiares, celebraciones y comilonas… muchas personas se dan cuenta que los hábitos alimentarios y su estilo de vida ha sufrido una gran variación respecto a lo que realiza durante el resto del año, lo que se traduce en muchas ocasiones en un aumento de peso en forma de grasa corporal y unas analíticas con un perfil lipídico descontrolado (aumento del colesterol, triglicéridos…), y posiblemente, una peor tolerancia a los azúcares.


Recuperar de nuevo el “orden” viene siendo una prioridad a partir del día 7 de enero, y muchas veces no es fácil. Existen miles de revistas, blogs y webs, entre otros con distintos tipos de dietas drásticas y planes “détox” (Plan de adelgazamiento express) con los que presuntamente volveremos a la normalidad si se siguen a raja tabla durante el siguiente mes.

No obstante, es bien sabido por todos, que una alimentación saludable y dentro de un estilo de vida adecuado, va mucho más allá que unas simples indicaciones alimentarias. Para mantener un estilo de vida saludable, es necesario incorporar la actividad física regular dentro de los pilares fundamentales, una alimentación adecuada (no drástica ni excluyente) y un descanso productivo.

Cada vez, son más los estudios que destacan la importancia de nuestro reloj biológico en relación con la salud, y es necesario establecer rutinas, horarios de comidas, descanso y sueño para que todo funcione de manera correcta.

¿Y si es tan sencillo de explicar, porqué es tan difícil de realizar?
Porque se ha visto que adquirir hábitos de vida es de las tareas más difíciles que hay en personas adultas. El cambio de hábitos depende de muchos factores fisiológicos, ambientales, económicos, socioculturales, y psicológicos. Por ello, para tener un estilo de vida saludable es necesario empezar a instaurarlo en el momento en el que se forjan las preferencias en la primera infancia.


Es necesario alejarse de planes drásticos y depuraciones de 3 días, pastillas o viales varios y no perder la esperanza. Mantener una alimentación saludable es fácil si una persona se lo propone, puede seguir algunas normas y se dirige a profesionales cualificados como los Dietistas-Nutricionistas (D-N) y Entrenadores Personales, para que les realicen un plan adecuado a las características a medio-largo plazo.

Además de tener en cuenta la alimentación, debes saber que el ejercicio físico debe formar parte de tu día para tener una buena salud y funcionalidad a lo largo de los años.

Algunos de los consejos que os dejamos son los siguientes:
– Intenta comer en un horario regular, cantidades moderadas y sin saltarte comidas.
– Hidrátate con agua e intenta beber unos 8 vasos de agua (2l) al día aproximadamente. Será importante beber al menos 1 vaso de agua en cada comida (a no ser que existan problemas en la digestión) y 2-3 vasos de agua entre comidas.
– El alcohol se deberá evitar (cerveza, vino, cava…). Lo mejor es no beber alcohol, ya que no tiene ninguna propiedad saludable, tiene muchas calorías y engorda.
– Procura que en tus comidas principales predominen las verduras en los platos principales, ya sean crudas en forma de ensaladas, o cocidas al vapor como platos.
– Toma piezas de fruta enteras (con piel, bien lavada). Intenta llegar a las 5 veces al día entre fruta y verdura.
– Prioriza el pescado antes que la carne, e intenta tomar pescado azul (sardinas, salmón, caballa, atún…), 2-3 veces a la semana.
– Introduce las legumbres en tu alimentación semanal, es un alimento muy saludable y nutritivo.
– Si se toman cereales que sean estos íntegros, es decir integrales (y no los de harina refinada añadida con salvado).
– Realiza actividad física de manera regular, 60 minutos diarios de ejercicios de resistencia aeróbica, como caminar, trotar, nadar… así como ejercicios de fuerza, al menos 2 veces a la semana.
– Mantén un horario de sueño regular, y procura dormir 8h diarias.
– Si tienes la posibilidad de realizar una siesta de 20-30 minutos a diario, ¡mejor que mejor!

Anna Sauló Aránega
Directora y Dietista-Nutricionista de ElikaEsport