Escoge Alimentos de Temporada.

En los tiempos que corren, ante la necesidad de ir rápido, la escasez de tiempo, los grandes avances en producción, recolección y distribución de frutas y verduras, y la gran oferta de alimentos que existentes en casi todas las tiendas y grandes superficies se hace muy difícil distinguir cuales son los alimentos de temporada.

En cierta manera, tener alimentos todo el año que corresponden a unos pocos meses o una estación parece ser un avance, no obstante, existen razones por las cuales deberías optar por comprar y consumir aquellos alimentos que son de la temporada que corresponde.

Los ciclos estacionales, las altas temperaturas, épocas de lluvia y humedad… nos proporcionan con distintos alimentos que nos ayudan a superar esa época del año. Por ejemplo:

  • Durante los meses de invierno los alimentos que abundan son las frutas cítricas (naranjas, mandarinas, kiwis…), para intentar compensar el estrés oxidativo incrementar la carencia que se produce durante estos meses. También son buenos para aquellos que tenéis déficit d hierro o tendencia a anemias ferropénicas (embarazadas, mujeres deportistas…).
  • Las carnes y los pescados suelen ser más grasos, es decir más calóricos, para intentar aportar energía de más que utilizamos para generar calor y mantenernos calientes durante los meses de invierno. Precisamente en esta época las cocciones realizadas suelen ser más calientes y “de cuchara”. Dentro de los pescados, destacar los pescados azules (salmón, caballa, atún, sardinas…) son ricas en omega 3, y tienen efectos cardiosaludables.
  • También tenemos muchas verduras de hoja verde, con un alto contenido en ácido fólico, una vitamina que nos ayuda a nivel estructural.
  • Las frutas suelen tener menos contenido en agua y, por lo tanto, a menos peso, tiene más nutrientes.

frutas de inviernoAlgunas de las verduras y frutas típicas de los meses de invierno son:

Verduras de invierno: acelgas, alcachofa, berenjena, cardo, coliflor, endibia, escarola, espinacas, guisante, haba, lombarda, remolacha, repollo.

Frutas de invierno: aguacate, caqui, castaña, chirimoya, granada, kiwi, limón, manzana, mandarina, naranja, plátano, pomelo.

Durante los meses de verano encontramos otros productos que nos ayudarán durante los meses de calor.

  • Abundan gran cantidad de frutas, con un alto contenido en agua para ayudarnos a hidratar correctamente. Además, contienen una gran variedad de vitaminas hidrosolubles para compensar la oxidación que se pueda producir a través del sol, así como carotenoides para proteger nuestra piel.
  • Las verduras consumidas es esta época pueden tomarse en su gran mayoría de forma cruda, aunque también se pueden cocinar. También encontramos una gran variedad que contiene carotenoides para proteger nuestra piel

Verduras de verano: calabacín, calabaza, cebolla, judía verde, nabo, pepino, pimiento, rábano, remolacha, tomate, zanahoria…

frutas-verduras-de-temporada

Frutas de verano: albaricoque, cerezas, ciruelas, frambuesas, higo, nectarinas, melocotón, melón, sandía…

Además, los productos de temporada que se recolectan en su momento tienen unas características organolépticas (color, sabor, textura) óptimas, algo que no pasa cuando han tenido que ser conservadas en cámaras frigoríficas o se han congelado. El proceso de maduración se trunca y pierden tanto propiedades nutricionales como sabor.

Este tipo de consumo debería ser más económico, ya que el consumo de recursos es menor si se cultivan en la época que corresponde, respetando los ciclos de producción y generando un impacto positivo en el medio ambiente.

 

Anna Sauló Aránega

Dietista-Nutricionista y Directora de ElikaEsport