LLEGA LA PRIMAVERA, Y CON ELLA, LAS DIETAS MILAGRO

Llega la primavera, los primeros días de temperaturas templadas y, con ella, llegan también todo tipo dietas con nombres variopintos respaldadas por grandes campañas publicitarias, libros, revistas y páginas web que anuncian todo tipo de viales, pastillas y productos que dicen ser de origen natural para conseguir el objetivo de bajar esos kilos que tanto molestan cuando llegan estas fechas.

La mayoría de estas dietas explican cómo bajar una cantidad importante de kilos en unas pocas semanas. Suelen tener una publicidad muy atractiva, lo que hace que muchas personas se lancen en su búsqueda, precisamente, para conseguir el milagro que están esperando… Bajar esos kilos en poco tiempo.

La mayoría de estas dietas carecen de evidencia científica, es decir, que no han demostrado ser eficaces para el fin con el que se presentan, y, además, pueden ser contraproducentes para tu salud, disminuir tu calidad de vida y también tu economía. Los datos no engañan. Un 95% de las personas que realizan una “dieta milagro” vuelve a engordar… ¿Te suena?

Resultado de imagen para dietas milagro

¿Cómo Identificar una Dieta Milagro?

Es muy fácil, si prestas atención, las dietas milagro coinciden en los siguientes 3 puntos:
– Pérdida de peso rápido de más de 5 Kg al mes
– Sin realizar esfuerzo
– Se describen seguras para la salud

Además, suelen incluir alguna de estas afirmaciones:
Eliminan de la alimentación un grupo de alimentos importante, se exagera la calidad científica de un nutriente, tiene lista de alimentos buenos y de alimentos malos, pueden estar acompañadas de productos, pastillas, viales o batidos fruto de la búsqueda de beneficios económicos, incluyen testimonios como evidencia de los resultados obtenidos y suelen contradecir con afirmaciones las instituciones referentes en alimentación y salud.

Clasificación de las Dietas Milagro

Se pueden clasificar en:

Dietas Hipocalóricas: suelen ser muy bajas en calorías, desequilibradas, monótonas y acompañadas de suplementos y viales
Dietas Disociadas: defienden que los alimentos provocan un aumento de peso cuando se realizan ciertas combinaciones. No recomiendan alimentos de alto valor calórico y carecen de evidencia científica.
Dietas Excluyentes: eliminan de la alimentación un nutriente esencial, como los hidratos de carbono o las grasas.

Las consecuencias para la salud dependen del tipo de dieta milagro que se siga. Entre las más comunes se encuentran la deficiencia de minerales y vitaminas, eficiencia energética que provoca una resistencia en la pérdida de peso a la larga, efecto rebote, alteraciones a nivel gastrointestinal, pérdida de músculo, cetosis, sobrecarga renal y hepática, además de trastornos
de la conducta alimentaria.

Las comunidades científicas y los profesionales de la nutrición y dietética desaconsejan encarecidamente el seguimiento de dietas que tengan estas características.

¿Qué debo buscar entonces?
Antes de nada, debes buscar un profesional que te pueda asesorar en la materia, como es el dietista-nutricionista. La dieta que te realice debe ayudarte a reducir tu grasa corporal conservando tu masa muscular, que se pueda realizar por un tiempo prolongado, debe ser eficaz a lago plazo y mantener el peso perdido. Además, debe mantener el objetivo de realizar una acción educativa que destierra mitos, errores, disminuir los factores de riesgo cardiovasculares y mejorar la autoestima.

Por ello, debes optar por el sentido común, la paciencia y la constancia, y apostar por lo que es realmente importante, la salud. La pérdida de peso debe ser lenta pero constante para que garantice tu salud y el éxito.

Anna Sauló, (Experta Nutricionista)

Directora en Elikaesport