La economía colaborativa, o cómo  el príncipe se convirtió en sapo.

El término “Economía colaborativa” es la traducción de la expresión inglesa “Sharing economy” y recoge actividades de intercambio de bienes y servicios entre particulares a cambio de una compensación pactada entre las partes. En este tipo de actividades cobra especial importancia el concepto “compartir”, ya que permiten formas de intercambio de recursos de manera compartida. Además, se incorpora también la idea del intercambio directo sin intermediario, que se pretendía lograr a través de las nuevas tecnologías.

Resultado de imagen para sharing economy

 

La idea, cuando hace unos pocos años se empezó a hablar de economía colaborativa, era volver al intercambio (o trueque) para facilitar el acceso a productos y/o servicios a los que por diferentes motivos ya no se podía acceder, o la única manera era pasando por caja de alguna multinacional. Se presentaba una oportunidad única con un sistema basado en el consumo colaborativo, que además, permitiría explotar recursos a empresas y productores pequeños y a particulares. El concepto plantea unas ventajas innegables:

 

Optimización de recursos: Permite mercantilizar bienes y productos en desuso, lo que redunda positivamente también en el medioambiente.

Ahorro: Se puede acceder a precios inferiores en la compra (por ejemplo de segunda mano o en la unión de consumidores) o en el acceso a servicios (por la vía de compartir recursos).

Generar un ecosistema basado en la solidaridad o el compromiso: Estos sistemas permiten la generación de ideas y proyectos basados en la colaboración.

 

Durante estos últimos años, y gracias también a las nuevas tecnologías que han permitido el desarrollo de los sistemas de economía colaborativa, han proliferado muchas empresas basadas en los principios del “consumo colaborativo”. Hay ejemplos de pequeñas start-ups (como cooperativas de consumo, intercambios entre pequeños agricultores etc), como otras que han adquirido tamaños mastodónticos y son ya de las empresas más importantes en Silicon Valley. Ejemplos como UBER, AIRBNBo DELIVEROOResultado de imagen para deliveroose han convertido en empresas que manejan millones de dólares de volumen de facturación, y han olvidado por completo la idea inicial del consumo colaborativo y la eliminación del intermediario, así como su papel en la sociedad y el objetivo y ventajas del consumo colaborativo.

 

 

 

 

Estas plataformas que han revolucionado por ejemplo nuestra manera de viajar, o de repartir mercancía, en realidad están generando efectos preocupantes en la sociedad. El ejemplo más llamativo es quizás el de AIRBNB, que ha revolucionado el sector turístico y contribuido a que los precios del alquiler se hayan disparado más de un 40% en las ciudades y zonas más visitadas. Esto supone un grave problema para la población que se ve obligada a mudarse a zonas más económicas (peor comunicadas y con peores servicios) por, en menos de un año, pasar a no poder pagar el alquiler. La solución a este problema solo por la regulación, son las administraciones quienes deben proteger los intereses de los habitantes afectados regulando la actividad de la plataforma y la oferta de pisos.

Resultado de imagen para fake sharing economy

 

El caso de UBERes también muy llamativo ya que ha afectado

Resultado de imagen para dark side sharing economydirectamente al sector del taxi, que se ha encontrado con una competencia a la que no puede hacer frente ya que no está regulada. La idea del coche compartido en realidad no es nueva, se hace en América del sur desde hace mucho, pero son los propios “colectivos” o “taxis” quienes lo hacen. En España, el conflicto estalló hace ya tiempo y no se solucionará hasta que las administraciones regulen. Francia, por ejemplo, ya ha regulado y exige las mismas condiciones a taxistas, conductores de empresas privadas o particulares.

 

 

Para poder avanzar hacia una economía colaborativa basada en compartir, en reutilizar y en colaborar sin que por el camino se arrase con sectores enteros, con familias y pequeños productores, es imperativo que las administraciones tomen medidas y regulende acuerdo a los intereses de la población. Algunas de las plataformas se han hecho muy grandes y figuran seguramente ya como lobbies de influencia con los habrá que negociar para modificar las normas que les afecten.
Por el futuro de la economía colaborativa, esperamos que las administraciones sepan redirigir la situación.

 

Por otro lado, encontramos también nuevas plataformas que pretenden luchar contra los gigantes que han aprovechado esta idea para amasar millones y millones. Por ejemplo, la plataforma FAIRBNB funciona como Airbnb pero con la idea de que los beneficios se inviertan en proyectos sociales para los propios barrios y contra los efectos nocivos del turismo. Otro ejemplo es FAIRMONDO, un Amazon más justo y sostenible con comisiones más bajas, que permite el trueque y con un enfoque medioambiental. CLETAes también una nueva plataforma de mensajería urgente en bicicleta, que ofrece condiciones de trabajo dignas al contrario que Deliveroo u otras similares.

Resultado de imagen para esperanza

No todo está perdido en la economía colaborativa. Hay alternativas por las que decantarnos en lugar de las archiconocidas plataformas disfrazadas.

 

Ander García Noblia

#fairbnb

#fairmondo

#cleta

#economíacolaborativa

#consumocolaborativo

 

 

 

FAIRBNB, 2018

https://fairbnb.coop/es/

 

 

CLETA, 2018

https://cleta.net

 

FAIRMONDO, 2108

https://www.fairmondo.de

https://fairmondo.uk

 

La verdadera economía colaborativa: así son los otros Airbnb, Amazon y Deliveroo, eldiario.es, marzo 2018

https://www.eldiario.es/hojaderouter/emprendedores/verdadera-colaborativa-Airbnb-Amazon-Deliveroo_0_745425625.html

 

Como la economía colaborativa iba a arreglarnos la vida y cómo acabó amargándonosla, Davis Ortiz en yorokbu.es, mayo 2018

https://www.yorokobu.es/democratizacion/

 

APD, Asociación para el progreso de la dirección, enero 2018

https://www.apd.es/la-economia-colaborativa/

 

Economipedia 2018

http://economipedia.com/definiciones/economia-colaborativa.html

 

Economistas frente a la crisis,

Joao Alegre diciembre 2015

https://economistasfrentealacrisis.com/que-es-la-economia-colaborativa/

 

Economíadiaria.net, 2018